TÉcnicas
> Anestesia epidural para partos

Los médicos anestesiólogos tenemos, desde hace mucho tiempo, la percepción de que la analgesia epidural es, ante todo, una técnica segura, con muy pocos efectos secundarios. También sabemos que la analgesia epidural es muy efectiva, es decir logra quitar el dolor durante la fase de dilatación al parto a la mayoría de las embarazadas que la requieren y todo ello sin modificar el desarrollo natural del parto. Es nuestro único mensaje. No hay ninguna imposición. La mujer tiene derecho a vivir su parto como ella haya previsto. Es una vivencia única y nadie debe de interferir. Pero también tiene derecho a saber que puede contar durante su dilatación con un equipo de anestesiólogos que estarán de su parte, con una técnica que, la mayoría de las veces, va a hacer que el parto sea una vivencia positiva.
No hay ningún problema por iniciar la epidural con las primeras contracciones, es más, cada vez se recomienda más, porque evita el cansancio materno, se emplean dosis más bajas, disminuye el número de cesáreas y su colocación se realiza en condiciones más tranquilas.
Es recomendable que acuda a la Consulta de Anestesia alrededor de la semana 36 para despejar sus dudas y prevenir las alteraciones que impedirían su aplicación. Pregunte a su compañía para comprobar que tiene derecho a esta consulta.